Cómo escoger la clave más segura para nuestra conexión WiFi

Por admin / hace 1 año / 0 Comentarios ».

El 7 de febrero se celebra el “Día de la Internet Segura” y, como otros años, se nos recuerda la importancia de elegir contraseñas seguras. Aunque si bien es cierto que existen muchos métodos para extraer una contraseña, cometemos errores básicos que hacen que hackear o cualquier tipo de cuenta, se convierta en todo un chiste.

En este artículo vamos a ver algunos consejos que nos ayudarán a elegir una buena clave Wifi a prueba de hackers.

Consejos para elegir una clave WiFi segura

Antes de analizar los consejos, conviene tener en cuenta que ninguna clave se considera completamente segura. Es posible que a día de hoy lo sea, y que por mucho que un hacker utilice un método de hackear WiFi de fuerza bruta pueda lograr algún tipo de resultado. Pero esto no quita que de cara a unos años, cuando los equipos sean mucho más potentes y sofisticados, puedan existir los medios para obtenerla en un periquete.

En definitiva, para sacar cualquier clave tan solo hace falta medios, los conocimientos adecuados y el tiempo suficiente para hacerlo posible.

Elige una clave que no esté en el diccionario

Incluso los protocolos de encriptación más avanzados, los de tipo WPA, son vulnerables a ciertos ataques de diccionario. Básicamente estamos hablando de completos archivos txt que engloban millones de palabras. Se utilizan herramientas que fijan la red en cuestión y le van lanzando todo tipo de palabras hasta acertar con la adecuada.
Es por ello, por lo que muchos expertos recomiendan usar palabras que no estén en el diccionario, incluso puede ser un término inventado por ti.

También debes de saber que estos programas funcionan por orden alfabético (y esto tiene su lógica, ya que las últimas letras del diccionario son las que menos se utilizan). De esta manera, si elegimos términos que empiecen por las letras x o z, aunque existan, serán mucho más complicados de descubrirse.

En cualquier caso, para retrasar al máximo la estrategia de hackear WiFi, deberías evitar siempre combinaciones que comiencen por las primeras letras del alfabeto.

Usa datos que no te relacionen

¿Sabías que la gran mayoría de las personas que van a intentar entrar en tus cuentas están dentro de tu círculo de conocidos? Y lo peor de todo es que no son hackers, aunque si que te conocen muy bien. Es por ello, por lo que deberías de evitar utilizar datos que te relacionen como clave (por ejemplo, no debemos usar la fecha de nacimiento, el nombre de nuestra pareja o nuestra mascota, nuestro DNI o número de teléfono).

Si usamos algo que nos relacione, cuanto más sepa el usuario sobre nosotros, más fácil será que se haga con la cuenta.

Densidad

El tamaño de la contraseña debería de ser, como mínimo, de 6 caracteres, aunque cuanto más escribas mucho mejor será. Ten en cuenta que cuanto mayor sea el número de caracteres, más combinaciones se podrán formar y, por ende, más complicado será reventar la contraseña.

A partir de los 8 caracteres ya estamos hablando de contraseñas seguras. Sin embargo, si queremos evitar sorpresas desagradables, deberíamos de extendernos un poco y llegar a los 12 caracteres.

Dificultad

El tamaño se debe de combinar con el grado de dificultad de la contraseña. Las contraseñas que solo usan minúsculas, o mayúsculas, son la más inseguras, pero no aquellas que combinan las dos opciones. También deberías de añadir números, incluso algunos símbolos especiales como #, ~, €, ¬, @ o cualquier otro, sobre todo si los situamos en medio de la contraseña.

Ahora bien, cuanto más compleja sea la contraseña, también te costará más de recordar, y esto puede ser un problema muy importante. De nada sirve crear una contraseña 100% segura si ni siquiera tú mismo vas a conseguir entrar a la plataforma.

Por poner un ejemplo que relacione todo lo anterior, vamos a suponer que tenemos ahora mismo como contraseña de WiFi la palabra “untiestotriste”. Aunque, en principio, con los 14 caracteres que tiene sería más que suficiente para protegernos, son palabras que aparecen en un diccionario, por lo que se pueden obtener de forma más o menos sencilla.

Vamos a ver cómo mejorarla:

1) Por un lado le añadimos algunas mayúsculas: uNtiesToTriste.

2) Vamos a cambiar letras por números uNt13sToTr1st3.

3) Y también vamos a añadir un par de caracteres especiales para darle todavía más complejidad: uNt13#ToTr1#st3.
De esta manera, tenemos una contraseña considerada como completamente segura, aunque, quizá, no tan sencilla de recordar. Te aseguramos que con esta clave no te podrán hackear WiFi aunque, por si acaso, deberías cambiarla a menudo, para que sea todavía más segura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *