Principales diferencias entre protocolos de encriptación WEP y WPA

Por admin / hace 5 meses / 0 Comentarios ».

La seguridad de una red WiFi es muy importante, en especial si en ella se está almacenando información importante sobre diferentes programas o aplicaciones. Es por ello, por lo que no podemos trabajar con redes que estén abiertas ya que esto significará que se puede conectar todo el mundo a las mismas.

El problema no viene en que se puedan conectar a Internet (ya que probablemente, a no ser que le dieran un uso intenso, ni tan siquiera nos daríamos cuenta de ello), sino si utilizan programas especiales para captar nuestras contraseñas y usarlas en su favor.

Para evitar que se pueda hackear WiFi, tenemos que usar si o sí un sistema de encriptación.

¿Quiere decir eso que cualquier sistema de encriptación nos vale? ¡Nada más lejos! Algunos ya están obsoletos, por lo que no protegerán nuestra red ni un atisbo.

En el mercado podemos encontrar dos tipos de sistemas de encriptación: WEP y WPA/WPA. Vamos a analizar las principales particularidades de ambas opciones.

Encriptación WEP vs WPA

¿Qué es la encriptación WEP?

Este sistema de encriptación tiene la particularidad de cifrar los datos en la red de manera que tan solo el destinatario pueda acceder a los mismos. Utiliza un tipo de cifrado de 64/128 bits. La particularidad de este sistema es que se encarga de codificar los datos antes de enviarlos, y para ello utiliza una clave de cifrado especial.

Se establece que cuanto más larga sea esa clave, más complicado será hackear WiFi (aunque en ningún caso imposible). Si un dispositivo quiere conectarse, tendrá que conocer la clave con la que se descifrarán los datos.
Estas contraseñas serán insertadas, bien como cadenas de 10/26 dígitos hexadecimales, o bien en cadenas de 5/12 dígitos alfanuméricos.

Las primeras redes WiFi se protegían con el cifrado WEP de 128 bits, evitando que los piratas informáticos pudieran acceder a Internet o a los archivos de la propia red. No obstante, ahora tan solo hace falta algo de tiempo y de esfuerzo para poder acabar con este sistema de encriptación (Incluso hay herramientas que se encargan de todo el proceso de una manera más o menos automática).

Si tienes una red con WEP, deberías de cambiarla ya mismo. Es mejor que el hecho de tener la red abierta, pero poco más.

Encriptación WPA

Por otra parte, tenemos el sistema de encriptación WPA que utiliza un sistema de cifrado dinámico; es decir, que la clave irá cambiando de manera constante, haciendo hackear WiFi sea mucho más complicado. Siempre y cuando este tipo de encriptación sea compatible con el dispositivo en cuestión (que si es moderno no debería de entrar ningún tipo de problema), será la opción más recomendada.

En este caso, las claves se introducirán en forma de dígitos alfanuméricos, sin tener ninguna restricción en cuanto a longitud se refiere. Para conseguir que la clave sea lo más complicada posible, éstas se deben de insertar como dígitos alfanuméricos, con una combinación entre mayúsculas y minúsculas, caracteres especiales, además de utilizar palabras que no se puedan asociar con el usuario en cuestión (por ejemplo, no deberíamos usar ni nuestro nombre, ni la fecha de nacimiento, ni nada similar).

Dentro del sistema de encriptación de WPA, tenemos dos opciones:

  • Si vas a usar la clave a nivel doméstico: En este caso, para evitar que se pueda hackear WiFi, podemos usar el protocolo de integridad de claves temporales TKIP. Este mecanismo se utiliza para crear un tipo de cifrado de clave dinámico, así como de autentificación mutua. Es la clara evolución del sistema WEP, añadiendo la más alta seguridad para la red.
  • Si la vas a usar a nivel empresarial: Entonces deberíamos de subir un peldaño más en la escala de seguridad, aplicando el protocolo de autenticación extensible (EAP). Se basa en la tecnología de servidor 802.1x para autenticar todos los mensajes a través de un servidor Radius. La ventaja de esta tecnología es que aumenta la seguridad, aunque necesitará del servidor que hemos comentado.

Sin embargo, los expertos recomiendan la migración a WPA, siempre y cuando sea posible. La principal diferencia entre ambos protocolos es que WPA2 precisa del Estándar avanzado de cifrado AES, lo que hace que consigamos la seguridad que necesitamos para adaptarse a los estándares de, incluso, las agencias del gobierno federal. De la misma manera que hemos podido ver con el protocolo WPA, podemos encontrar también la modalidad de TKIP y EAP, orientado tanto para darle un uso doméstico, como a nivel profesional.

Ya conoces las principales diferencias entre WEP y WPA, y ya sabes porque te debes decantar por el WPA sin ningún tipo de duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *