Errores al navegar por Internet que podrían poner en peligro tu conexión WiFi

Por admin / hace 12 meses / 0 Comentarios ».

Cada vez es más frecuente escuchar que ha ocurrido un robo de información de datos importantes, tanto a usuarios particulares como a grandes empresas. Descubrimos que a los famosos les han robado fotos y vídeos, incluso aunque hayan utilizado contraseñas muy seguras.

¿Qué es lo que está pasando? Navegar por Internet es algo que hacemos de forma diaria. Recibimos e-mails de manera continuada, pasamos el tiempo actualizando nuestro estado en las redes sociales, compramos en tiendas online, enviamos mensajes con los dispositivos móviles.

En principio, todos estos actos no deberían de entrañar ningún tipo de riesgo… aunque no siempre es así.

Según los expertos, casi 2 de cada 10 personas se conectan a redes WiFi sin tomar ninguna medida de protección, incluso a redes abiertas.

Un gran porcentaje de usuarios no tienen una contraseña segura, por lo que hackear WiFi en este caso es relativamente sencillo. Para evitar que tú también te tengas que enfrentar a este mal trago, hemos preparado un pequeño listado de todos los errores que debes de evitar al conectarte a Internet.

Cuidado con estos errores al conectarte a Internet

¿Has comprobado que usuarios hay en tu red doméstica?

Si no tienes un buen sistema de encriptación, es muy probable que un vecino te esté robando parte del ancho de banda. El problema viene cuando usa ciertos programas para interceptar tus datos personales (es decir, que está procediendo a hackear WiFi). Puede que no solo se contente con cotillear tus fotos, si no que también se haga con tus datos bancarios y se ponga a comprar todo lo que le venga en gana.

Existen aplicaciones que hacen un escaneo de tu red doméstica, con el objetivo de determinar si hay alguien conectado que no debería estar ahí (incluso hasta nos dan la opción de bloquearlos).

Un error muy habitual es no hacer un diagnóstico cada cierto tiempo de tu red WiFi, precisamente para evitar que se produzcan estos problemas.

No actualizar el PC

¿Cuántas veces has recibido uno de esos tediosos mensajes de actualización y has decidido que lo dejas para más tarde, hasta el punto de llevar varios meses así? Por lo general, este tipo de actualizaciones están destinadas a mejorar el sistema para tratar diferentes problemas que se puedan llegar a producir, solventando vulnerabilidades.

Además, no solo hay que actualizar el sistema operativo, si no que también tendremos que hacer lo mismo con antivirus, firewalls o cualquier otra herramienta que nos esté protegiendo.

Si detectas cualquier anomalía en tu red WiFi, cómo que alguien está haciendo una estrategia para hackear WiFi, no te cuesta nada actualizar la clave por una mucho más sofisticada, aunque solo sea por prevención.

¡Cuidado con las webs sospechosas!

Si una web de parece rara o si bien te aparecen mensajes de que no deberías de confiar en ella, probablemente deberías de hacer caso. No paramos de escuchar todo tipo de consejos en los que se nos indican que no tenemos que abrir e-mails de usuarios desconocidos, que hay que tener cuidado con las promociones, regalos y descuentos, etc… pero, aun así, muchos usuarios todavía siguen cayendo en lo mismo una y otra vez.

Piensa que son tan solo unos anzuelos que los hackers lanzan para ver que usuario pica y lamentablemente, son muchos más de los que nos creemos.

¡Cuidado con las conexiones WiFi públicas!

Lo primero que hacemos cuando tenemos que pasar algún tiempo en un lugar fuera de nuestra casa es mirar si hay una conexión WiFi que esté abierta (ya que supone una forma muy práctica de ahorrar en datos).

¿Pero sabías que existen unos aparatos especiales que simulan la creación de una red WiFi falsa? Cómo ya te puedes imaginar, las intenciones de los usuarios que los usan no son nada buenas.

En el momento en el que el usuario se conecta, se produce el acto de hackear vía WiFi. Estaríamos abriendo la puerta al delincuente para que pueda acceder a toda nuestra información. Por lo general, irán a por los datos bancarios, además de aquellos relacionados con redes sociales con el objetivo de venderlos a posteriori.

Revisa los datos que guardas

Además de todo lo anterior, deberías de revisar de forma continua los datos que almacenas en los dispositivos; puede que tengas instalado un software malicioso y tengas la opción de borrarlo antes de que la cosa vaya a más.

Si consigues evitar estos comportamientos, navegarás de forma más segura en internet y tendrás conciencia del peligro de hackeo que existe en el dispositivo utilizado para conectarnos a internet a través de Wifi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *