Claves para proteger al máximo nuestras redes WiFi

Por admin / hace 9 meses / 0 Comentarios ».

Las redes WiFi ayudan a compartir archivos, dispositivos y conectar a Internet toda una serie de dispositivos (como pueden ser ordenadores de sobremesa, portátiles, ordenadores móviles, etc).

Aunque si bien es cierto que son relativamente nuevas, se han convertido en algo imprescindible para nuestra vida y es que nos permitirán interactuar con todo tipo de funciones a distancia.

Un error muy importante sobre las redes WiFi es que no muchos usuarios prestan atención a las opciones de configuración de su red inalámbrica. Piensan que es tan sencillo como conectar el router a la línea, el cable de red al mismo y empezar a navegar por Internet y aunque si bien es cierto que los routers modernos vienen preparados para evitar cualquier tipo de problema, esto no quita que no exista algún tipo de vulneración que permita a los intrusos hackear WiFi.

Por lo general, no vamos a tener que enfrentarnos a un hacker que quiera hacerse con nuestra información a toda costa, como pasa en infinidad der películas y series de televisión, pero si que es posible que nuestro vecino el informático se quiera conectar gratis a Internet y que nuestro ancho de banda se vea ralentizado por ello y quien sabe, si se le da por hacer algún tipo de travesura accediendo a nuestros archivos confidenciales.

Lo primero que tenemos que saber es que no existe la seguridad completa (en realidad si, pero esto implicaría que tendríamos que apagar el router). Nosotros te hemos preparado algunos consejos clave que te ayudarán a evitar que te puedan hackear el WiFi.

Consejos y trucos para proteger al máximo nuestra red WiFi

Protegiendo el router

Lo primero que tenemos que hacer es estar seguros de que nadie se va a conectar al router ya que, si lo hacen, por muy bueno que sea el sistema de encriptación de la contraseña, no servirá de nada.

Es por ello, por lo que deberíamos empezar analizando el firmware del dispositivo, para determinar si está actualizado a la última versión disponible. Si hay alguna actualización, aplícala ya mismo y es que gracias a ellas tendremos la posibilidad de corregir ciertas vulnerabilidades que se hayan detectado. El proceso de actualización es clave para evitar el hecho de hackear WiFi por parte de cualquier intruso y no suele ser complicado de realizar, aunque dependerá de cada marca y modelo.

También debes de cambiar la contraseña por defecto que trae el router. Olvídate de los clásicos nombres y contraseñas como “admin” / “1234” o “admin” / “admin”. La idea es cambiar el nombre de usuario, añadiendo uno personalizado, que sea muy difícil de vulnerar, así como una clave también complicada. Eso si, asegúrate de recordarla porque, de lo contrario, no te quedará otra que reiniciar el router.

seguridad al navegar

Protegiendo el SSID

El SSID no es otra cosa que el nombre que recibe la conexión WiFi para que la podamos encontrar con facilidad; aunque no lo parezca, tiene una gran importancia en el ámbito de hackear WiFi. Lo más normal es que este nombre venga establecido por la propia operadora y por eso tiene un problema y es que muchas veces aporta más datos de los que debería (por ejemplo, puede indicar el tipo de router y por ello, el hacker experto podría localizar sus vulnerabilidades).

No hace falta complicarnos mucho la vida con el nombre, puede ser sencillo, pero es crucial que no haga referencia directa a nuestra vivienda.

También tenemos la opción de ocultar la SSID; esto aumenta en cierto grado la seguridad de la red (pero no mucha, ya que muchas aplicaciones de hackear WiFi, son capaces de detectar estas redes ocultas en tan solo unos segundos).

Tienen un problema y es que siempre que queramos conectar un nuevo dispositivo, lo tendremos que hacer añadiendo la red de manera manual.

Tipo de cifrado de la red WiFi

Investiga si el tipo de cifrado de tu WiFi es el más seguro del momento. Por lo general, existen hasta 3 protocolos diferentes que tienen los routers modernos: WEP, WPA y WPA2.

Olvídate de dejar la red abierta o de utilizar un tipo de cifrado WEP. En lugar de ello, apuesta por un cifrado mínimo de WPA, aunque el WPA2 es el más recomendado.

Filtrado de MAC

Cada dispositivo que se conecta a Internet debe de tener una dirección MAC que en principio, debe de ser única.

Podemos aplicar un “filtrado de MAC” (opción que se hace desde el router), para permitir que solo se puedan conectar ciertos dispositivos.

Ten en cuenta que hay programas que pueden falsificar la MAC; si un intruso consiguiera hackear WiFi entrando en el router de alguna manera, podría añadir su MAC para tener permitida la conexión o incluso falsearla con una de las permitidas.

Con estos tips protegerás al máximo tu conexión WiFi y evitarás disgustos tales como el robo de datos bancarios, fotos o textos comprometidos, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *